La bebida que Coca-Cola retiró por miedo a que superase a la propia Coca-Cola

La empresa reina de los refrescos vio peligrar su marca insignia por un producto lanzado por ellos mismos.

No es ninguna mentira aquel dicho que dice que se puede "morir de éxito", y ejemplos de ello los encontramos en prácticamente todos los ámbitos, incluido el del multimillonario negocio de los refrescos enlatados.

Tanto es así que la empresa estrella en ese terreno, hace unos años se encontró ante un gran dilema: una bebida que habían lanzado hace relativamente poco estaba subiendo como la espuma a nivel ventas y popularidad. No era de extrañar: la misma se lanzó con una de las típicas macrocampañas de marketing a la que el gigante de los refrescos nos tiene acostumbrados: spots televisivos impactantes, anuncios en prensa escrita, stands corpóreos en los hipermercados, y hasta mobiliario de hostelería con servilleteros a juego en los bares de todo el país, pero quizá no se esperaban tanto.

Corría el año 2006. Eran los tiempos de Mayumaná anunciando la desaparecida Coca-Cola Light al limón que tanto éxito tuvo en televisión pero que apenas tuvo impacto en ventas (¿alguién llegó a pedir una de ellas en un bar?) y sin embargo con esta bebida sucedió todo lo contrario: el éxito rotundo de la campaña se quedó en nada al ver cómo entró de lleno el refresco en todos los hogares españoles. Cabe destacar que uno de los aspectos más agresivos de la campaña era que afirmaban que el sabor de esa nueva bebida no se podía describir porque era "algo que no habías visto antes", e instaban precisamente a que el consumidor la probara para que se hiciera una idea. El nombre de la bebida parecía un código militar en clave, como si de una nueva arma se tratara.

Nos referimos, por si aún no has caído en ello, al Aquarius Versión 3. El tercer hijo de la marca isotónica tras el éxito y la implantación en España de los sabores ahora ya clásicos de naranja y limón. Pero, ¿a qué sabía este Aquarius como para que casi superara a la Coca-Cola, la marca insignia de la empresa? Pues a eso precisamente: a refresco de cola.


El inconfundible sabor a cola pero con un toque menos dulce (recordemos que Aquarius es una bebida con sales minerales), la ausencia de gas y la idea preconcebida de que al ser una bebida pensada para deportistas era más "sana" hizo que, según ha podido saber este medio, los distribuidores llenaran semana a semana sus camiones con cada vez más cajas de la "novedosa" bebida. 

A priori, para cualquier otra empresa, se debería descorchar champán y brindar por el nuevo gran éxito de la compañía, pero en Coca-Cola se empezaron a encender las alarmas, sobre todo las de los responsables de marketing que habían logrado el éxito de la nueva bebida, y la preocupación estaba, en realidad, más que justificada: la bebida más vendida del mundo podía dejar de serlo por culpa de ellos mismos. El Aquarius Versión 3 (que no dejaba de ser otra variedad de Coca-Cola) empezaba a ser más popular en los bares que la bebida más famosa del mundo y su combinación servía hasta para preparar combinados con alcohol. Algo había que hacer, y Coca-Cola, como el Saturno que devora a su hijo, decidió cortar por lo sano: retiraron la bebida en su momento de mayor popularidad y nunca se volvió a saber de ella. 


Desde este medio hemos contactado con Coca-Cola pidiendo que confirmen o desmientan esta información, pero nos instan a probar "los nuevos sabores" de Aquarius que han lanzado recientemente, deseando que "nos gusten más" que el desaparecido sabor "Versión 3". Curiosa respuesta, cuanto menos.

Quién sabe, quizá algún día puedan recuperar la bebida sin que suponga un detrimento de la marca Coca-Cola. ¿Quizá podría llamarse Coca-Cola Free (por lo de no tener burbujas) o Coca-Cola Sport (por su fórmula isotónica)? Solo el tiempo lo dirá.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.